El rey del metro cuadrado

Te contamos todos los beneficios de un
asado con parrilla a gas, a través de 4 pilares.

Tener tu parrilla a gas te permite realizar muchas más preparaciones que el clásico asado, ya que su tapa nos permite utilizarla como horno para otro tipo de recetas, como por ejemplo, una buena pizza. Quedar como Rey es más fácil de lo que se pensaba.

El uso de gas licuado es más amigable con el medioambiente, ya que no emite material particulado. Esto significa que podrás disfrutar de tu asado sin restricción.

Cada vez que realices un asado a gas, el costo en combustible será menos. Si se compara con el carbón, una bolsa de 2,5 kg. tiene un valor aproximado de $2.500, en cambio un balón de gas licuado de 5 kg. nos alcanzará en promedio para 10 asados, con un costo estimado de $600 por su uso.

Una parrilla a gas te hace la vida más fácil, ya que el encendido es rápido y no requiere de un proceso previo para prenderla. Además, podemos regular la temperatura según nuestros gustos, los de nuestros invitados o dependiendo de lo que estemos preparando.